Historia

 
 

 El 14 de febrero de 1956  José Antonio Gallego Álvarez fundó Joyería Gallego. Una pequeña joyería de poco más de 9 metros cuadrados, comienza un largo recorrido, que tras décadas de duro y exigente trabajo, convierten a Joyería Gallego en un referente del sector. La seriedad, profesionalidad y calidad de los artículos, principios básicos que nos acompañan desde entonces.

 José Antonio, relojero y joyero de profesión junto a María del Pilar Illán, su esposa, mantienen estas máximas durante décadas y ahora lo hacen sus hijos.

 A principios de los 70, se inauguran las nuevas instalaciones en la Plaza de Bugallal, 6. Una joyería mucho más grande y actualizada. En aquel entonces ya teníamos la distribución exclusiva de LLadró y poco más tarde la de Sargadelos.

 A mediados de los 90 se incorpora al proyecto común José Antonio Gallego Illán, uno de los hijos. Gran aficionado y conocedor de la relojería, se forma como relojero e incorpora nuevas ideas, técnicas, renovación de equipos de taller, junto con nuevos proyectos.

 A final de los 90 se incorpora otro hijo, Miguel Ángel Gallego Illán. Entusiasta, emprendedor y siempre acompañado de tecnología en sus proyectos. Gemólogo por la Universidad de Barcelona, gran apasionado de los relojes, afición  heredada de su padre. Poco a poco plasma proyectos nuevos y retoma otros que vienen de atrás, la reforma integral de Joyería Gallego.

 En el año 2001 comienzan las obras de reforma del antiguo local de Plaza de Bugallal 6, se crea en una nueva joyería de dos plantas, con una mejor exposición y gran oferta de artículos de regalo. El 23 de diciembre de 2002 se abre al público.

 Recientemente se incorporado al proyecto de futuro, Paula Gallego Illán. Artesana joyera formada en varias escuelas de joyería de Vigo y Barcelona, aprende todo lo relativo a creación, diseño y reparación de Joyas, especializándose en diseño, engaste, esmaltes, laca Japonesa y otras especialidades. Varios de sus diseños han sido premiados en certámenes y ha formado parte de exposiciones. Desempeña labores profesionales para diversas joyerías, adquiriendo mucha experiencia. Con su llegada se renueva el proyecto e ilusiona a todos los componentes del mismo. Recientemente ha creado una línea de joyas de plata con gran diseño y éxito comercial.

 Tres hermanos, cada uno especializado en un área de este apasionado mundo de la Joyería Relojería, unidos para desarrollar un proyecto común, con el único fin de proseguir la carrera iniciada por su padre en el año 1956.

 En el año 2006, los días previos a la celebración de San Valentín, se descubrió en Joyería Gallego un busto de su fundador. Realizado en bronce por el prestigioso escultor D. Alfonso Quinteiro, preside la planta baja del establecimiento desde un lugar privilegiado. Con este acto se inauguraron una serie de eventos para celebrar el 50 aniversario de Joyería Gallego.

 
     
 

© Joyería Relojería Gallego 2012.